icono contacto

Autoclaves para laboratorio

La esterilización del material que se utiliza en los laboratorios es imprescindible para poder realizar numerosas pruebas de manera segura y confiable. Esto implica la necesidad de utilizar equipos de esterilización específicos, sobre todo en lugares donde los instrumentos no deben contener hongos, bacterias ni virus. Para alcanzar este grado de limpieza, se recurre a una variedad de técnicas, que incluyen el uso de vapor a alta presión, radiación ultravioleta y agentes químicos, o incluso una combinación de estas estrategias. Dentro del abanico de opciones para la esterilización, las autoclaves para uso en laboratorios sobresalen como la alternativa más recomendada, gracias a su capacidad para erradicar de manera eficiente toda contaminación microbiana a un coste accesible.

Ver nuestras gamas de Autoclaves

Autoclave para los procesos de esterilización de laboratorio

Muy apreciada en laboratorios del ámbito sanitario, científico, industrial y alimentario, se emplea para eliminar todo tipo de microorganismos del instrumental del laboratorio. También de determinados consumibles y aparatos. Entre los objetos que puede esterilizar una autoclave para laboratorio están el instrumental de cristal o plástico, soluciones de medio de cultivo, la inmensa mayoría de instrumental quirúrgico, bolsas de residuos e incluso la ropa que se utiliza en un laboratorio.

Una autoclave para laboratorio esteriliza instrumental y consumibles mediante la generación de vapor a temperatura y presión muy elevadas. Estas pueden llegar hasta los 130 o 135 grados de temperatura, y a los 3 bares en el caso de la presión. Gracias a esto se provoca la evaporación del agua y la coagulación de las proteínas de los microorganismos a eliminar, lo que acaba con ellos.

Cabe mencionar que hay algunas excepciones. Algunos microorganismos, como los priones o las esporas, pueden resistir procesos de esterilización estándar debido a su capacidad para soportar altas temperaturas. No obstante, hay ciclos más rigurosos que aseguran su exterminio.

El vapor se libera en una cámara a presión, hermética, en la que se introducen los objetos que se quieran esterilizar. Pero antes de meterlos en ella hay que prepararlos y colocarlos de la manera adecuada antes de exponerlos al tratamiento.

Esterilización mediante autoclave para laboratorio

Para ello, hay que utilizar material específico para una autoclave de laboratorio. No se puede utilizar cualquier elemento. Por ejemplo, los residuos de fungibles deben introducirse en bolsas de plástico especiales para autoclave.

El correcto procesado de la carga es fundamental. Para conseguirlo se utiliza una cinta de control específica para autoclaves. Estas cintas se caracterizan por incluir un indicador químico que cambia de color tras ser expuesta a la temperatura de esterilización durante un tiempo determinado. Esto se debe a que estos indicadores son sensibles al calor.

Existen otros indicadores biológicos que también sirven para evaluar la calidad de un proceso de esterilización.

El tiempo que tarda una autoclave en completar un proceso de esterilización es variable. Depende sobre todo de la aplicación, el modelo de autoclave y las condiciones de esterilización. No obstante, para la mayoría de los casos la fase de esterilización debe durar entre 15 y 20 minutos.

Por sus características y funcionamiento, no sirven para esterilizar papel ni muchos tipos de plásticos. Por eso habrá que asegurarse, antes de meter en él cualquier instrumental fabricado con piezas de plástico, de que es compatible con su esterilización en autoclave. Sí se pueden esterilizar en ellos objetos de polipropileno.

Banner conocenos RAYPA

¿Cómo funciona una autoclave para laboratorio?

Las autoclaves de laboratorio se fabrican en acero inoxidable para resistir altas temperaturas y presiones sin corroerse ni deformarse tras su uso reiterado. Los mejores fabricantes trabajan con aleaciones especiales como el acero AISI-316L, debido a su mejor durabilidad y resistencia.  Además, tienen que ser completamente herméticas, y equiparse con componentes encargados de medir la presión y la temperatura que se alcanza en el interior de la cámara en el que se introducen los instrumentos a esterilizar.

Después de preparar adecuadamente el instrumental hay que introducirlo en su cámara. En muchos casos será una autoclave vertical de laboratorio, y la cámara contará con una puerta en su parte superior

Una vez cerrada la puerta, comienza el proceso de esterilización con la expulsión del aire que haya en la cámara. La autoclave hace esto activando su mecanismo de purga, ya sea gravitatorio o mecánico mediante bomba de vacío, e inyecta vapor saturado en su interior. También dentro de la carga.

La autoclave no dejará de hacer este proceso hasta que alcance la presión y la temperatura necesarias para que se produzca la esterilización. En ese momento es necesario mantener invariable tanto la presión como la temperatura hasta que se lleve a cabo la esterilización completa de todos los objetos.

Tras la esterilización, empieza la fase de secado del material. Para hacerlo la autoclave activa la camisa calefactora y genera un vacío duradero que expulsa el aire húmedo del interior de la cámara. La acción conjunta de ambos elementos ayuda a secar completamente el instrumental y los objetos esterilizados. 

Finalmente, una vez la carga está seca, se deja enfriar la carga y se desbloquea la puerta cuando los instrumentos llegan a una temperatura segura para su manipulación. Es entonces cuando ya se puede abrir la puerta y extraer los elementos perfectamente esterilizados y totalmente secos.

Estas son las bases del funcionamiento del proceso de esterilización de una autoclave de laboratorio. 

Los tiempos, temperaturas y presión de cada proceso deberán controlarse en función del tipo de elementos a esterilizar, de la urgencia que hay para realizar el proceso o del uso que se le vaya a dar. Pero el proceso que se sigue una vez esté todo en la cámara es en la mayoría de casos muy parecido. Basta con conocer las características de la carga y los valores a fijar para la esterilización en cada caso y esperar el tiempo necesario.

Autoclaves para laboratorio de calidad certificada

En RAYPA contamos con una amplia variedad de autoclaves para laboratorio, de calidad certificada. Dentro de nuestro catálogo de productos, contamos con una extensa variedad de modelos, correspondientes a las gamas Classic Line y Top Line. Nuestras autoclaves son fáciles de operar, con controles intuitivos y características de seguridad avanzadas.

Gracias a su robusta construcción, su buena relación calidad-precio, facilidad de instalación y máxima eficiencia, son una opción excelente para la esterilización en laboratorios.

Junto a la variedad de modelos, se encuentra una amplia oferta de accesorios disponibles a equipar, incluyendo cestos, bandejas, carros de transporte y grúas elevadoras de cestos.

Autoclaves para laboratorio RAYPA

La confiabilidad de los equipos de esterilización es esencial tanto para la seguridad de los experimentos como para la efectividad de los mismos. Esta confiabilidad también es fundamental para asegurar la calidad en laboratorios y áreas de producción. Es por esto que todas nuestras autoclaves para laboratorios son diseñadas y construidas íntegramente en nuestras instalaciones de Barcelona desde hace más de 45 años, un testimonio de nuestra calidad y experiencia en estos productos. 

Estos equipos pasan por pruebas exhaustivas para garantizar su calidad y poder cumplir con las regulaciones y estándares más exigentes, incluida la Directiva europea de equipos a presión (PED). Con esto, perseguimos los más altos niveles de excelencia en la producción y garantizamos la seguridad de nuestros productos.

En RAYPA, proporcionamos soluciones integrales para las necesidades de esterilización de nuestros clientes. Con nuestra amplia oferta de autoclaves y el asesoramiento experto de nuestros profesionales, te ayudamos a encontrar el equipo que mejor se adapte a tus requerimientos específicos.

Para un asesoramiento más detallado y personalizado en la selección de tu autoclave ideal, contacta con nuestros expertos. Juntos, podremos identificar y proporcionar una solución que garantice tanto la eficacia como la seguridad en todas tus operaciones de esterilización.

contacto

¿Por qué RAYPA?

alcance global Raypa

ALCANCE GLOBAL

Tras medio siglo de experiencia, contamos con un largo listado de clientes satisfechos por todo el planeta. En la actualidad, exportamos el 85% de nuestra facturación anual y contamos con una red de distribuidores estable con presencia en más de 100 países.

servicio técnico eficaz

SERVICIO TÉCNICO EFICAZ

Nuestro equipo de técnicos e ingenieros están altamente cualificados y son expertos en nuestros productos. Si experimenta un problema técnico será nuestra prioridad rectificarlo. Cuando compra un equipo RAYPA, tiene garantizado el máximo nivel de soporte y asistencia técnica.

fabricante experto

FABRICANTE EXPERTO

Tras más de 40 años en el sector, RAYPA es un líder global en la fabricación de autoclaves de laboratorio. Cada una de nuestras autoclaves está diseñada y construida íntegramente en nuestra moderna fábrica equipada con la última tecnología.

gama completa y configurable

GAMA COMPLETA Y CONFIGURABLE

Contamos con un extenso portafolio de autoclaves de laboratorio para cubrir múltiples aplicaciones y segmentos del mercado. Descubre la combinación de modelo de autoclave y accesorios que mejor se adapta a tus necesidades dentro de nuestras 11 series y más de 35 modelos disponibles.

innovación y calidad

INNOVACIÓN Y CALIDAD

Nuestros productos cuentan con tecnología avanzada, innovación continua, calidades de construcción superior y están hechos para durar. Nuestro equipo de ingenieros y técnicos se esfuerzan a diario para mejorar nuestros productos y superar las expectativas de nuestros clientes.

asesoramiento integral

ASESORAMIENTO INTEGRAL

Nuestro equipo de especialistas evalúa cada proyecto y asesora al cliente sobre la solución que mejor se ajusta a sus necesidades. Tras la venta, ofrecemos formación sobre el uso y el mantenimiento recomendado de cada equipo para garantizar un rendimiento óptimo y prolongar al máximo su vida útil.

Suscríbete a nuestra newsletter