icono contacto

Test de Bowie & Dick: ¿Qué es y por qué es importante?

Descubre la importancia del test de Bowie & Dick para verificar la eficacia de la esterilización de cargas porosas en autoclaves. Entiende su relevancia en el control de calidad.

Test de Bowie & Dick en autoclaves
Contenido

La importancia del test de Bowie & Dick surgió en los años 50 del siglo XX. En numerosos hospitales de Gran Bretaña se detectaron deficiencias en las esterilizaciones de algunos materiales porosos, tales como batas, papeles, recipientes cerámicos, etc. J.H. Bowie y J. Dick fueron dos investigadores destacados que trataron de encontrar una solución a este problema. Se logró en 1963, y es lo que hoy se conoce como el test que lleva sus nombres.

Debido a su importancia, el Ministerio de Sanidad británico lo incluyó entre sus pruebas de aplicación diaria para todas las autoclaves de entornos sanitarios.

En la actualidad, se usa el test de Bowie & Dick en laboratorios de todo el mundo y en España se se recogen las recomendaciones de su uso bajo la norma UNE-EN-ISO 17665, «Esterilización de productos sanitarios». De hecho, surge de la norma EN-554, «Validación y control rutinario de esterilizadores a vapor», que en España se recogió como UNE-EN-554.

Sus antecedentes más próximos se remontan a 2009, cuando entró en vigor la norma EN-17665 (Sterilization of health care products — Moist heat — Part 1: Requirements for the development, validation and routine control of a sterilization process for medical devices). Esta sustituyó en todo su contenido a la norma EN-554:1995.

Además de ser una prueba que mide el rendimiento adecuado de una autoclave, en situaciones de fallos críticos y contextos legales, los resultados pueden utilizarse como evidencia pericial. Por esta razón, es aconsejable conservar cualquier resultado obtenido y archivarlo debidamente con su fecha correspondiente.

Test de Bowie & Dick para autoclaves

¿Qué evalúa el test Bowie & Dick?

Es bien sencillo: el test evalúa si la esterilización de determinados componentes porosos se ha realizado de forma correcta.

Ello ayuda a entender si la máquina permite esterilizar algunos tipos de materiales de forma correcta. Dicho de otra forma: se trata de una prueba de cuyo resultado se extraerá un diagnóstico sobre el correcto funcionamiento de la autoclave. El test Bowie & Dick nos indica si la penetración del vapor en el paquete de prueba ha sido rápida y uniforme y, por lo tanto, si es posible o no la esterilización de elementos permeables y/o porosos.

El test consiste en una tira u hoja de papel termosensible (esto es, al que le afecta el calor), que cambia de blanco a negro, en la mayoría de casos. El cambio de color es indicación de la exposición al calor y vapor durante el proceso de esterilización.

Hay diferentes tonos (rosa, azul, etc.), dependiendo de la marca. Esta hoja se encuentra en el centro de un llamado paquete, compuesto por gomaespuma y otras capas fibrosas. Una de las principales características de la lámina de papel es la forma que tienen las marcas visibles. Suelen seguir un patrón geométrico muy característico.

Para que haya un cambio de color en el termosensible, deben ocurrir, de forma simultánea, aumento de temperatura y humedad. Y de lo que se obtenga y su disposición, sabremos qué tal ha sido el proceso de esterilización.

Hay un dato importante, y es que el periodo de exposición tiene que ser, como mínimo, de 3 minutos y medio y el intervalo de calor de entre 132 y 134℃.

Mediante el kit se puede medir:

  • La efectividad de la penetración del vapor en componentes porosos.
  • Temperatura y presión del vapor de agua durante la fase de esterilización.

Procedimiento y funcionamiento del test

No se debe preparar el kit por cuenta propia. Deben usarse kits preparados que se pueden adquirir en las casas fabricantes. Se garantiza así que la prueba se realiza con los estándares de calidad que recogen las normas. Asimismo, se usan materiales estables, lo cual es trascendental, ya que la composición no influirá en el equipo que se trate ni dejará restos.

Al empezar cada jornada de trabajo se debe hacer el test de Bowie & Dick, determinando así el correcto funcionamiento de la autoclave.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Hay que comprobar que el interior de la máquina se encuentra vacío.
  2. Se coloca la prueba. Su posición debe ser cercana al desagüe (se utilizará un solo kit por ciclo, sin la introducción de otro elemento).
  3. A continuación, se inicia el programa correspondiente: esterilización completa, de 134 ℃ a 2,1 atmósferas de presión, durante 3 minutos y 30 segundos.
  4. Una vez concluido, se verifica lo ocurrido: si el cambio de color en el papel es continuo y uniforme, o si hay discontinuidad con algún matiz apreciable.

Funcionamiento del test de Bowie & Dick

El resultado, por lo tanto, se produce cuando el ciclo termina y se revisa el color que se obtenga. A continuación, se compara con la hoja de validación (tabla control), incluida en cada caja.

La lectura no solo arroja resultados cuando hay pruebas satisfactorias; de hecho, hay varias interpretaciones para los defectuosos. Y es que, si el color cambia de manera uniforme, pero no es el tono esperado, es indicativo que el vapor de agua no está 100% saturado, aunque la penetración fuese homogénea.

Por otro lado, si el test revela un tono desigual, también se puede deducir la presencia de un defecto que debe ser corregido. En total, hay tres causas independientes que pueden ocurrir simultáneamente:

  • Mala calidad del vapor producido.
  • Existencia de fugas.
  • Fallos en la bomba de vacío.

Un mal resultado (como el mencionado anteriormente) se abordará realizando una segunda prueba. Si esta segunda prueba también resulta incorrecta, significa que la autoclave no está funcionando adecuadamente. En ese caso, no debe utilizarse hasta que se solucione el fallo o la avería. Dado que el motivo y las causas son diversas, en caso de que haya alguna incongruencia o duda, es esencial contar con apoyo de personal cualificado para resolverla.

¿Cuándo se recomienda aplicar el Test de Bowie & Dick?

Es recomendable realizar este tipo de pruebas de forma periódica. Independientemente al uso cotidiano recogido en el protocolo del laboratorio, también es conveniente realizar esta prueba en estos dos supuestos:

  • Cuando hay alguna operación de reparación o mantenimiento, para comprobar que la autoclave opera de forma correcta.
  • Si la autoclave se deja de utilizar por un intervalo de tiempo prolongado.

Variaciones del test de Bowie & Dick: prueba DART

En la actualidad existen algunas variaciones del test de Bowie & Dick, siendo la más popular la prueba DART, del acrónimo de Daily Air Removal Test. Los criterios de aplicación de esta prueba se recogen en la ISO 11140-5:2007 Esterilización de productos para la salud, Indicadores químicos, Parte 5: Indicadores de Clase 2 para pruebas de eliminación de aire tipo Bowie & Dick. Se la conoce como versión americana, y las especificaciones del paquete incluyen que éste esté fabricado en algodón y se efectúa con ciclos de 132 ℃ durante 4 minutos.

   

También te puede interesar

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter