icono contacto

Prueba de vacío en autoclaves: ¿Qué es y por qué es importante?

Aprende la importancia y el procedimiento de la prueba de vacío en autoclaves para garantizar una esterilización efectiva y segura. Lee el artículo para obtener toda la información esencial.

Test de vacío en autoclave RAYPA
Contenido

La prueba de vacío en una autoclave es un procedimiento fundamental para asegurar la integridad hermética de la cámara y el sistema de tuberías de una autoclave, así como verificar el correcto funcionamiento del sistema de vacío del equipo.

Esta evaluación somete la autoclave a condiciones de vacío, midiendo la pérdida de vacío a lo largo del tiempo. En este artículo explicaremos qué evalúa esta prueba, su procedimiento y funcionamiento, y cuándo se recomienda realizarla, basándonos en las mejores prácticas y estándares de la industria.

La importancia de un correcto desempeño del sistema de vacío de una autoclave

Para que la esterilización en autoclave sea efectiva, es esencial que el vapor de agua entre en contacto con todas las superficies a esterilizar. Esto se debe a que el vapor, al ser el agente esterilizante, transfiere su energía por conducción y mediante la condensación, es decir, al pasar de estado gaseoso a líquido. Por lo tanto, es fundamental que nada bloquee el acceso del vapor a las superficies que deben ser esterilizadas. Por esta razón, es crucial asegurar la creación de un vacío de calidad antes de generar vapor.

Si no se elimina correctamente el aire de la cámara, el nitrógeno y los otros gases presentes en el aire actúan como una barrera aislante entre el vapor y el objeto a esterilizar, comprometiendo así la eficacia del proceso de esterilización.

Sistema de vacío en autoclave

¿Qué evalúa el test de vacío?

El objetivo principal de la prueba de vacío es verificar la hermeticidad de la cámara y el sistema de tuberías de la autoclave, asegurando que no existan fugas de aire que puedan comprometer el proceso de esterilización. Esta prueba es crucial para confirmar que la cámara de esterilización está perfectamente sellada, es decir, que no hay una disminución del nivel de vacío inexplicable. Esto ayuda a identificar posibles fallos en el funcionamiento de la bomba de vacío, en la estanqueidad en las electroválvulas, la presencia de fugas de aire en la junta de la puerta o en las conexiones de las tuberías y también si se han logrado alcanzar los valores de vacío definidos por el fabricante.

Durante la prueba, la autoclave es sometida a un ciclo de vacío, y se mide la cantidad de vacío que se pierde en un periodo específico. Un ciclo típico incluye tres pulsos de vacío, seguidos de un tiempo de latencia de 15 minutos en un vacío profundo. Al finalizar la prueba, se mide la tasa de fuga en unidades como kPa/min, mbar/min o mmHg/min. La mayoría de los estándares de la industria establecen que una tasa de fuga aceptable es de 1 mmHg/min o menos.

Procedimiento y funcionamiento del test de vacío

El procedimiento para realizar una prueba de vacío incluye varias etapas para asegurar la precisión y fiabilidad de los resultados. Generalmente cualquier autoclave con prevacío viene de fábrica con el programa específico para llevar a cabo este test en la memoria de programas. Para llevar a cabo la prueba deben seguirse los siguientes pasos:

  1. Preparación: La autoclave debe estar vacía y limpia. Todos los accesorios removibles, ya sean bandejas, bastidores o soportes, deben retirarse para no interferir con la prueba.
  2. Inicio del ciclo: Se ejecuta el correspondiente programa de ciclo de prueba de vacío. La autoclave empezará realizando tres pulsos de vacío, eliminando el aire del sistema y luego permitiendo que vuelva a la presión atmosférica, repitiendo este proceso tres veces.
    Gráfico prueba de vacío en autoclave
  3. Tiempo de permanencia: Después de los tres pulsos de vacío, la autoclave mantiene un vacío profundo durante 15 minutos. Durante este periodo, se cuantifica la pérdida de vacío.
  4. Resultados: Al finalizar el ciclo, la autoclave muestra la tasa de fuga. Este resultado se compara con los estándares de la industria o con los criterios específicos del usuario para determinar si la autoclave supera o falla la prueba.

Como puedes ver, el correcto resultado de este procedimiento es esencial para garantizar que la autoclave funcione adecuadamente y pueda realizar ciclos de esterilización con vacío efectivos.

¿Cuándo se recomienda realizar la prueba de vacío?

La frecuencia con la que se debe realizar la prueba de vacío depende de los procedimientos operativos estándar (SOP) de cada laboratorio y de la tolerancia al riesgo de cada instalación. Como es lógico, los centros que esterilizan instrumental quirúrgico, laparoscópico o dental, tendrán una periodicidad para llevar a cabo esta prueba de control mucho más corta que un laboratorio de microbiología de una escuela. Sin embargo, realizar esta prueba regularmente es importante ya que proporciona evidencia de la integridad estructural de la autoclave y de su sistema de vacío.

Si bien cualquier autoclave de cualquier fabricante está calibrada y revisada de fábrica, es esencial validar periódicamente el correcto funcionamiento de las autoclaves con prevacío mediante esta prueba. Esta validación no solo incluye la prueba de vacío, sino también de otras pruebas operacionales, como la prueba de Bowie-Dick, los tests de esporas o la cinta de control de esterilización. La realización regular de estas pruebas es fundamental para mantener un control riguroso sobre el proceso de esterilización.

Además de la frecuencia determinada por los SOP de cada laboratorio, es recomendable realizar la prueba de vacío después de cualquier reparación, mantenimiento o reemplazo de la junta de la autoclave. Estas situaciones pueden afectar el rendimiento del equipo, y una prueba de vacío ayuda a verificar que todo funciona correctamente.

En resumen, la prueba de vacío es una parte crucial del mantenimiento y la validación de las autoclaves con sistemas de vacío. Su cumplimiento garantiza el funcionamiento óptimo de estos equipos, asegurando así la eficacia del proceso de esterilización y la seguridad de los productos esterilizados.

   

Autoclaves RAYPA con prevacío

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter